No solo son los mejores de Colombia si no del mundo. Ellos han sabido conquistar las pistas de Europa con su asombrosa capacidad física y ahora, Nairo Quintana y Egan Bernal, dos hombres de grandeza y proeza, marcan su huella en la historia y en nuestros corazones.

El ciclismo de Colombia se ha posicionado en Europa, ya no se refieren a los colombianos como aquellos que no saben pedalear, ahora se dirigen con respeto a los deportistas de este país. Hoy el panorama es distinto gracias a los corredores que han hecho historia en el exterior, para iniciar, la historia cuenta la victoria de Lucho Herrera, quien nos abrió las puertas de la vuelta a España en 1987.

El ciclismo no se trata de egoísmos, más bien es toda una sincronización de poderes para que el deporte nacional brille, como hasta ahora ha sido con Nairo Quinta quien siendo ganador de competencias nacionales desde muy niño, hoy se despide del Team Movistar que lo vio crecer y disfrutar victorias asombrosas. En una entrevista con Blu radio manifiesta su sensación positiva con respecto a su trayectoria en el equipo, expresa que vendrán más logros en su carrera profesional y muestra agradecimiento con el patrocinador.

Las palabras de el Héroe colombiano.

Este país tiene gregarios de corazón que entregan todo su coraje para que podamos levantar triunfos de gran magnitud, como es el Tour de Francia, en manos de uno de los ciclistas más jóvenes, quien recientemente se coronó como campeón de esta difícil competencia. Él es Egan Bernal, de quien podemos resaltar no solo su gran destreza, si no además su elocuencia, nobleza y gran compañerismo que inevitablemente lo llevo a hablar de Nairo Quintana en el evento de bienvenida, cuando se encontraba en la rueda de prensa en Zipaquirá. En su entrevista, expresó de manera textual: “

“Si obvio, es Nairo Quintana, es, yo creo que de los ciclistas mas importantes si no  el más importante que hemos tenido en Colombia, así que tenemos que sentirnos muy orgullosos de él, lo que el ha hecho es algo muy importante para Colombia, ha hecho varios podios en el Tour de Francia, gano un Giro de Italia, gano una vuelta a España, ¡es Nairo Quintana!, claro que él puede ganar un Tour de Francia, lo que pasa es que queremos que todo se ya no?, hay que esperar, hay que ir con calma pero si ya ganó un Giro de Italia, gano una vuelta a España, ¿por qué no va a poder ganar un Tour de Francia?”. 

“¿qué le diría a Nairo? le diría gracias, gracias por darnos ese ejemplo que nos dio, por permitirnos soñar que se podía ganar un Tour de Francia por haberme enseñado tanto en el pelotón y por el respeto que ha demostrado hacia mi, así que nada, yo con Nairo tengo una muy buena relación y le agradecería por todo lo que ha hecho por el país”.

Nairo Quintana no se queda atrás, sus palabras alimentan el presente de Egan Bernal.

Ante el conmovedor discurso, Nairo devuelve sus elogios en una conversación con Blu Radio, exaltando no solo el trabajo de Egan Bernal, si no también el de los demás ciclistas que han labrado un camino en línea recta, con pedalazos incansables, con la camiseta que da cuenta del sudor y esfuerzo con el que cada representante colombiano ha posicionado el nombre de nuestro país, esto dijo al respecto:

“Fueron palabras muy bonitas el reconocimiento que hizo él, (Egan Bernal) y lo mismo digo de los que estuvieron antes también cerca y no (corredores que han competido pero no han logrado el primer podio),  y los que nos abrieron las puertas para llegar al ciclismo en Europa, porque nunca ha sido fácil poder llegar allí y mucho menos brillar y luego súper brillar como lo ha hecho Egan”.

“… Como siempre hemos hablado con él (se refiere a una conversación entre los dos), y no solamente en el Tour, sino en diferentes carreras. Lo que le decía a él era; disfrutar y aprovechar de los momentos. Hay momentos buenos y malos y la gente solo se acuerda de los momentos buenos así que había que aprovecharlos y no dejar esos momentos cuando la vida te esta dando ese brillo, y él lo ha hecho muy bien, ha encontrado el mejor equipo en el que podía estar y de esa manera también ha brillado”. 

El team  colombiano sigue cosechando frutos.

El compromiso y el apoyo de maestro y discípulo es evidente, hoy muestran al mundo su entrega al deporte pero además, el respeto hacia el legado de cada uno en sus diferentes triunfos. Los dos ciclistas continúan abriéndose paso a las próximas competencias, entrenando como cuando pedaleaban la bicicleta de hierro, esperanzados en alcanzar todos los frutos que hoy ya han saboreado. ¡Colombia no pierdas la fe!, no dejes de creer en los ciclistas que un día le entregaron la corona del Rey al país. Por supuesto es sabio seguir apoyando a las nuevas promesas del ciclismo que continúan sorprendiendo, inmersos en una cosecha de pura cepa Colombiana.