Por. Jaime Padrón. Barajando en la web me encontré con este artículo que vice.com., nos presenta y que compilaré caso por caso, día a día.

Anécdotas curiosos que hacen los jugadores en los casinos

De quenot. El crupier o croupier (dealer) es también llamado tallador o repartidor de casino. El crupier es un empleado de los casinos, salas de juegos o centros de ocio en los que se organizan juegos de azar o juegos de mesa, y su función consiste en controlar las apuestas del juego.

 

Por Ionuț Axinescu. “Siempre pensé que trabajar en un casino consistía básicamente en saludar a la gente al entrar, servirle un trago, esperar a que perdiera un montón de dinero y finalmente verla salir tropezándose mientras decidía qué carajos decirle a su pareja. Quería saber si el tema era como pensaba, así que llamé a algunos amigos que trabajan en casinos.

Ahora bien, si omitimos todo el estrés, la verdad es que es una gran oportunidad para ver toda una serie de cosas extrañas y maravillosas. Los casinos enganchan todo tipo de personajes”. 

DESCARGA REAL

Durante años he trabajado vigilando casinos de cruceros. Una mañana, más o menos a las 6:00 a.m., el casino en el que estaba trabajando estaba vacío, sólo había una mujer estadounidense jugando en las tragamonedas. La mujer ya estaba terminando, ya había ganado unos cuantos miles de dólares. En un punto se dio cuenta de que necesitaba el baño, pero estaba convencida de que si se iba alguien le iba a robar sus ganancias. Algunos jugadores son un poco paranoicos, a pesar de que saben que mis compañeros y yo estamos monitoreando las pantallas de televisión.

 

En vez de ir al baño o incluso llamar a un ayudante, se fue detrás de las tragamonedas, se bajó el pantalón y cagó ahí mismo. Después, volvió de nuevo a las tragamonedas aliviada —a dos metros de distancia de su propia mierda— y siguió jugando como si nada hubiera pasado. Cuando el asistente de las tragamonedas vino a ver cómo iban las cosas, olió algo inmundo. Entendió todo bastante rápido y le preguntó qué había sucedido. Con una cara completamente impávida, la mujer fingió inocencia y aseguró que recordaba vagamente que alguien había estado caminando por ahí atrás.

De todos modos, teníamos todo el asunto grabado en CCTV. Cuando escribí mi informe, tuve que esforzarme mucho para ser profesional y no terminar poniendo algo como “la mujer se pegó tremenda cagada detrás de las tragamonedas”. Cuando se supo la noticia, seguridad fue a su habitación para preguntarle sobre el incidente. Al enterarse de lo que había pasado, su pareja solicitó ser trasladado a otra habitación de inmediato. Seguramente ese fue el final de sus vacaciones.